Se frena la construcción y puesta en operación de nuevas gasolinerías

construcción

Se frena la construcción y puesta en operación de

nuevas gasolinerías

En el primer año de la esta administración, la construcción y puesta en operación de nuevas gasolinerías perdió dinamismo.

De acuerdo con información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), organismo encargado de otorgar los permisos de expendio de petrolíferos en estaciones de servicio, de enero a septiembre entregó 268 permisos para nuevas unidades de negocio, las cuales se incorporaron al universo de gasolinerías que operan en el territorio nacional.

En el mismo periodo de 2018 se incorporaron 301, lo que de entrada representa una reducción de 12.3% en este año.

Hasta septiembre pasado, México dispuso de 12 mil 471 estaciones de servicio, de las cuales 268 entraron en operación en este año.

El año pasado cerró con 12 mil 203, y de ellas 415 eran nuevas unidades de negocio.

De acuerdo con la Onexpo, la mayor agrupación de estaciones de servicio del país, esta situación se explica en parte porque los empresarios siguen mostrando cautela por las políticas públicas en materia de energéticos y prefieren esperar a que se consoliden estrategias.

En octubre, la CRE no recibió solicitudes de nuevos permisos, pero hasta entonces había una constante que refleja la posición del empresariado gasolinero: ceder a favor de otro competidor su estación de servicio, antes que construir una nueva gasolinera.

Desde enero de este año, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) detectó que “abrir una estación de servicio nueva es más complicado que adquirir estaciones de servicio establecidas”, debido a permisos, regulaciones ambientales y de uso de suelo, de distancias mínimas entre estaciones de servicio, entre otro tipo de disposiciones locales.

Ver también: Ángel Carrizales, nuevo director de la ASEA

En el estudio Transición hacia Mercados Competidos de Energía: Gasolinas y Diesel, la Cofece dice que a ello hay que sumar posibles malas prácticas administrativas de autoridades locales, lo que dificulta y retrasa el proceso para instalar una nueva estación de servicio.

Por ello, para agilizar su entrada los nuevos participantes del mercado han preferido adquirir estaciones de servicio existentes que antes operaban bajo la bandera de Pemex.

“Muchos permisionarios —los cuales ahora forman parte tanto de empresas nacionales (Gasored, Petro-7, Hidrosina, etcétera) como extranjeras (BP, Shell, Chevron, etcétera)— optaron por salir de la franquicia de Pemex y crear sus propias franquicias, o bien, adquirir estaciones de servicio para expandir su marca”, dice el análisis. La mayoría de las firmas que están llegando al mercado mexicano, hasta ahora controlado por las franquicias de Pemex, han optado por reconvertir estaciones de servicio a su marca.

“Es un modelo que supone menores costos y permite una expansión más ágil en el mercado”, confió un ejecutivo de una firma extranjera que pidió no ser identificado.

Así, entre enero y septiembre la CRE otorgó 261 permisos para nuevas estaciones de servicio, pero los registros refieren que otros 220 permisos fueron para ceder derechos de gasolineras a manos de empresas privadas o marcas diferentes, lo que al final no representa un aumento en el número de estaciones de servicio en el país.

Hasta ahora, se han presentado a la Comisión Reguladora de Energía mil 193 cesiones de derecho contra mil 157 estaciones de servicio. Al décimo mes del año, las empresas que más han recibido autorizaciones para la adquisición de derechos de permisos son: Servicio Gasolineros de México, con 152; Energía y Servicios Coordinados 85, Sinergia de Energéticos 49, Servicio Fácil del Sureste 42, BP Estaciones de Servicio 29, Las Mejores Estaciones y Petromex con 22 cada una, Nogales Energéticos 17, así como Estación El Naranjo, Estación Piru y Gasolinera Reforma con 16 cada una.

Según las autoridades, se requiere aproximadamente un millón de dólares en promedio para poner en operación una nueva estación de servicio, mientras que reconvertirla a otra marca se lleva un promedio de 150 mil a 200 mil dólares.

Ello explica por qué después de haber alcanzado en 2016 un máximo de 11 mil 578 estaciones de servicio de la Franquicia Pemex, para septiembre de 2019 contaba con 8 mil 733.

Fuente: Onexpo
Fecha: 28/Noviembre/2019
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
X