Shell comenzará a importar combustible por buque a México a mediados de 2020

Shell comenzará a importar combustible por buque a México a mediados de 2020

Shell comenzará a importar combustible por buque a México a mediados de 2020

Shell planea comenzar a importar combustible a México vía marítima para mediados del segundo semestre de 2020, tan pronto como dos nuevas terminales privadas estén operando, afirmó Murray Fonseca, director de Shell para México, según señaló en entrevista con S&P Global Platts.

La primera carga de combustible proveniente de la refinería de Shell de 340.000 b/d en Deer Park, Canal de Houston- Texas, Estados Unidos- llegó vía férrea a una terminal privada en el estado mexicano de Guanajuato a principios de octubre, aseguró Fonseca. Shell es copropietaria de la refinería en una empresa conjunta al 50% con la estatal Pemex de México.

En tanto, los embarques de Shell comenzarán una vez que las terminales marítimas privadas de Tuxpan, en la costa este de México, y Tula, en la región central de México, entren en funcionamiento, dijo Fonseca. Se espera que las terminales estén operativas a mediados de 2020.

Estamos esperando que las infraestructuras marítimas estén operativas, dijo Fonseca. Comenzaremos a traer carga marítima al sistema de terminales de Tuxpan-Tula una vez que estas terminales estén listas y funcionando, agregó.

Invex, empresa financiera mexicana con inversiones en proyectos de infraestructura, está construyendo el sistema Tajín, que consistirá en una terminal en Tuxpan, con una capacidad inicial de almacenamiento de 1,4 millones de barriles, y otra en Tula, con una capacidad inicial de 1,2 millones de barriles. El proyecto también incluye un oleoducto de 265 km entre Tuxpan y Tula que tendrá una capacidad de movimiento de hasta 330.000 b/d.

El oleoducto ha tenido un ligero retraso, pero el sistema todavía puede estar activo sin el oleoducto porque podríamos usar el transporte primario entre las dos terminales y luego llevar el combustible desde la terminal de Tula por carretera hasta las gasolineras, dijo Fonseca. Una vez que las terminales estén listas, Shell estará lista para importar por buque, explicó.

Ver también: Fin a rondas petroleras inhibe inversiones por 169 mil mdd, advierte Amexhi

Presencia en México

Shell está analizando otras opciones para el despegue de terminales en la costa del Pacífico de México y en el norte del país, agregó Fonseca.

Por el momento, Shell seguirá utilizando trenes unitarios, con una capacidad de 65.000 barriles, así como camiones para abastecer principalmente a sus estaciones de servicio en El Bajío, una región altamente poblada que comprende varios estados de la costa del Pacífico y la zona central de México, y las importaciones comenzarán a abastecer sólo alrededor del 25% de la demanda de las estaciones de Shell en El Bajío.

Shell tiene ahora 200 estaciones de servicio en 12 estados mexicanos, pero espera expandir su red a 15 estados con 1.200 estaciones en los próximos cinco años.

Fonseca dijo que Pemex seguirá siendo un socio importante de Shell, ya que en México se necesita flexibilidad en el suministro.

La brecha en las importaciones, que se ha incrementado en los últimos años en México, difícilmente se cerrará, ya que la capacidad de producción nacional no podrá emparejarse con la demanda que está aumentando junto con una clase media más robusta, dijo Fonseca. Creo que esto es algo que todas las empresas están viendo, dijo, en relación a las importaciones de combustible a México.

Importaciones en aumento

Los datos mensuales más recientes de la Secretaría de Energía de México han mostrado retrocesos en la producción, importaciones y ventas en el país. En septiembre, México importó 514.044 b/d de gasolina, por debajo de los 579.176 b/d de agosto y sus importaciones mensuales más bajas en 2019. Del volumen de septiembre, 83,748 b/d, equivalente al 16,29%, fue importado por empresas privadas, mientras que 430.000 b/d fue importado por Pemex.

Las importaciones de diesel en septiembre ascendieron a 227.970 b/d, también el nivel más bajo en lo que va de año y por debajo de los 249.342 b/d de agosto. De los barriles de septiembre, 31,30%, o 71.361 b/d, correspondieron a importaciones de empresas privadas, mientras que 156.609 b/d fueron importados por Pemex.

Sin embargo, la producción mexicana de gasolina también cayó en septiembre, también cayó a 203.141 b/d de 226.475 b/d en agosto. La producción de septiembre fue el nivel más bajo desde 199.864 b/d en abril.

La producción de diesel en septiembre promedió 134.205 b/d, por debajo de los 144.637 b/d de agosto y el menor volumen de producción desde los 132.805 b/d de abril. Las ventas de gasolina en el mismo mes cayeron a 688.524 b/d, de 721.846 b/d en agosto, y la más baja registrada este año. Las ventas de diesel fueron paralelas, con un promedio de 270.336 b/d en septiembre, por debajo de los 294.722 b/d de agosto, y también en su nivel más bajo en 2019.

Fuente: Onexpo
Fecha: 25/Noviembre/2019
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
X