Refinería Dos Bocas obtiene permiso para procesar crudo

Refineria dos bocas

Refinería Dos Bocas obtiene permiso el 15 de marzo pasado a Pemex Transformación Industrial, pero aún falta la Manifestación de Impacto Ambiental.

Petróleos Mexicanos obtuvo uno de los permisos establecidos en la ley para poder operar la Refinería Dos Bocas en Tabasco.

Se trata de la autorización para el procesamiento de crudo para los siguientes 30 años, emitida por la Secretaría de Energía encabezada por Rocío Nahle, quien también es coordinadora del proyecto.

Leer tambien: Verifica ASEA cumplimiento de medidas de seguridad ordenadas a planta de distribución de Gas LP en Zapopan

El permiso de refinación fue concedido el 15 de marzo pasado a Pemex Transformación Industrial, pero aún falta la Manifestación de Impacto Ambiental, el permiso más importante que determinará la viabilidad del proyecto en materia medio ambiental, según lo establece la Ley de Equilibrio Ecológico.

Dicha evaluación debe ser presentada ante la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA), Organismo Desconcentrado de la Semarnat, y publicada en la Gaceta Ecológica, pero hasta el momento no se ha registrado.

También está pendiente la Evaluación de Impacto Social, que evalúa las afectaciones y beneficios de un proyecto en materia energética para la población y comunidad aledaña, según establece la Ley de Hidrocarburos, que debe ser autorizado por la Secretaría de Energía, entre otros requisitos.

El permiso SENER-REF-007-2019 fue firmado por el subsecretario de Hidrocarburos, Miguel Ángel Maciel Torres, considerando que la información proporcionada por Pemex cumplió con los requisitos legales para conseguirlo.

La autorización permite a Pemex el derecho de “realizar las actividades de refinación de petróleo en la sección suroeste del predio de la Terminal Marítima de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, en el estado de Tabasco, en el cual comprende los procesos físicos y químicos a los cuales se somete el petróleo, para convertirlo en petrolíferos y petroquímicos entre otros productos, para su empleo como insumo en procesos industriales, o para su consumo final”.

De acuerdo con el sexto punto, la vigencia del permiso será de 30 años a partir de la fecha de otorgamiento, con la posibilidad de ampliar una vez por 15 años más.

Entre las obligaciones que debe cumplir la refinería está presentar anualmente un programa de mantenimiento de sus sistemas e instalaciones, y comprobar su cumplimiento con el dictamen de una unidad de verificación acreditada.

También llevar un libro de bitácora para la operación, supervisión y mantenimiento de obras e instalaciones, así como capacitar a su personal en materia de prevención y atención a siniestros.

Otra bitácora que al menos contenga los reportes de producción con su respectiva medición y calidad de los productos finales, derivados de sus procesos para la supervisión de la operación de su instalación de refinación de petróleo, y mantenerla a disposición de la Secretaría de Energía por periodos de cinco años.

Además de avisar el inicio de operaciones cuando menos 10 días antes, y la resolución que emita la Secretaría sobre la evaluación de impacto social.

Cumplir en tiempo y forma con las solicitudes de información y reportes que pudiera solicitar la Secretaría de Hacienda.

Y permitir las visitas de verificación por parte de la Secretaría de Energía o de la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA).

Incluso, obstruir esto último podría ser causal de revocación del permiso.

Fuente: El Dictamen

Fecha: 25/Abril/2019
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
X